jueves, 17 de diciembre de 2009

VIVIR APRENDIENDO

este escrito lo encontré en internet y me pareció tan tierno y tan verdadero que lo pongo aqui para el que quiera leerlo, además es muy gracioso y refleja en verdad la dinamica del ser humano.


Vivir Aprendiendo

A los 5 años, aprendí que a los pececitos dorados no les gustaba la gelatina.
A los 9, aprendí que mi profesora solo me preguntaba cuando yo no sabía la respuesta.
A los 10, aprendí que era posible estar enamorado de cuatro chicas al mismo tiempo.
A los 12, aprendí que, si tenia problemas en la escuela, los tenía más grandes en casa.
A los 13, aprendí que, cuando mi cuarto quedaba del modo que yo quería, mi madre me mandaba a ordenarlo.
A los 15, aprendí que no debía descargar mis frustraciones en mi hermano menor, porque mi padre tenía frustraciones mayores y la mano más pesada.
A los 20, aprendí que los grandes problemas siempre empiezan pequeños.
A los 25, aprendí que nunca debía elogiar la comida de mi madre cuando estaba comiendo algo preparado por mi mujer.
A los 27, aprendí que el titulo obtenido no era la meta soñada.
A los 28, aprendí que se puede hacer, en un instante, algo que te va a hacer doler la cabeza la vida entera.
A los 30, aprendí que cuando mi mujer y yo teníamos una noche sin chicos, pasábamos la mayor parte del tiempo hablando de ellos
A los 33, aprendí que a las mujeres les gusta recibir flores, especialmente sin ningún motivo.
A los 34, aprendí que no se cometen muchos errores con la boca cerrada.
A los 38, aprendí que, siempre que estoy viajando, quisiera estar en casa; y siempre que estoy en casa me gustaría estar viajando.
A los 39, aprendí que puedes saber que tu esposa te ama cuando quedan dos croquetas y elige la menor.
A los 42, aprendí que, si estás llevando una vida sin fracasos, no estas corriendo los suficientes riesgos.
A los 44, aprendí que puedes hacer a alguien disfrutar el día con solo enviarle una pequeña postal.
A los 47, aprendí que niños y abuelos son aliados naturales.
A los 55, aprendí que es absolutamente imposible tomar vacaciones sin engordar cinco kilos.
A los 63, aprendí que es razonable disfrutar del éxito, pero que no se debe confiar demasiado en el. También a los 63, aprendí que no puedo cambiar lo que pasó, pero puedo dejarlo atrás.
A los 64, aprendí que la mayoría de las cosas por las cuales me he preocupado nunca suceden.
A los 67, aprendí que si esperas a jubilarte para disfrutar de la vida, esperaste demasiado tiempo.
A los 71, aprendí que nunca se debe ir a la cama sin resolver una pelea.
A los 72, aprendí que, si las cosas van mal, yo no tengo por qué ir con ellas.
A los 76, aprendí que envejecer es importante.
A los 91, aprendí que amé menos de lo que hubiera debido.
A los 92, aprendí que todavía tengo mucho para aprender.

Siempre estamos aprendiendo algo nuevo, algo lindo, algo digno, como por ejemplo que la paz no se logra si realmente no se está dispuesto a perdonar por ella, entender cuál es la verdadera importancia de la familia, de la gente simple, de la vida misma. Que si bien todos tenemos distintas cualidades, capacidades y habilidades, sepamos valorar las que tenemos y podemos ofrecer a los demás y además enriquecernos, aceptar y disfrutar con las que otros no pueden brindar. Saber aceptar nuestras limitaciones y no olvidarnos de nuestras metas, aunque muchas veces parezcan muy lejanas difíciles. Encaminarse hacia ellas es el primer paso hacia algo que ni siquiera podemos imaginar.
Realmente no tiene mucha importancia hasta qué edad vivimos, lo importante es sentir que no lo hemos hecho en vano.

17 comentarios:

Politicamente Incorrecto dijo...

--Wow muy bueno esto y me reafirma que la vida es solo una escuela eterna, me alienta que como no terminamos de aprenderlo todo, ya que Dios es infinito en todas sus manifestaciones, pués necesitamos regresar a esta escuela, solo que cambiamos de aulas, a grados cada vez más altos y muchas veces de maestros ó alumnos ya que lo mismo aprendemos que enseñamos y quién en esta vida es tu madre ó tu esposo ó tu hermana; en la próxima es alguien completamente diferente, pero con la que vas a tener que lidiar nuevamente, resolviendo teoremas que no se solucionaron antes. Para graduarte de esta universidad que es la vida necesitas presentar una buenísima tesis de lo que es el AMOR y si logras convencer a Dios, entonces serás un angel y entonces comenzarás un post-grado en ese mundo del espíritu. Feliz Navidad Iván Curra. Miami.

Silvita dijo...

Muy bonita lectura. Y sabio el comentario de PI

la margarita mia dijo...

gracias PI, estoy de acuerdo contigo en tu interpretación, gracias por pasarte por aqui, es un placer enorme que gente nueva se una de alguna manera a este modesto blog, mil gracias nuevamente.

la margarita mia dijo...

hola silvita, si son cosas cotidianas a las que no les prestamos suficiente atención(por la misma cotidianidad), pero es muy bonita la reflexion y que sepas que tu pan de harina de maiz es mi proximo reto en mi cocina, gracias.

García Francés dijo...

Dª Margarita, querida, le deseo a usted y a sus visitantes, familia y amigos:

Feliz Navidad y mucha salud, trabajo y sexo, para el Nuevo 20010

Y aprendamos a lograr que la realidad nos nos joda los abrazos pendientes.

El Gordo de la Lotería, Navidad con lucecitas y su puto buen rollito

García Francés dijo...

Dª Margarita, respecto a la polémica de mi blog sobre distintos menús navideños, me ha hecho usted frenar el impulso de salir corriendo a proveerme de algas, bacterias y todas las porquerías que recomienda Dª Nuria.

Hoy me he puesto hasta arriba de producto del cerdo negro ibérico, sí, más bien en el estilo que indica Dª Nazaríes.

Esta noche me zamparé un yogurcito, de los de la nevera, claro. Y usted, ¿cómo lo lleva?

Un abrazo muy fuerte, Doña.

Patri dijo...

Mis mejores deseos para ti! corazón...lo mejor está aún por llegar. Un abrazo y disfruta estos días. Gracias por tus buenos deseos.

Al Godar dijo...

Buena filosofía.
Feliz año nuevo!
Saludos,
Al Godar

Myr dijo...

Cierto, vivir valorando, aprendiendo, viviendo plenamente.

Besos y toda suerte de éxitos para este nuevo año que ya está por comenzar-

Aguaya dijo...

Feliz 2010 ! Te deseo lo mejor en el nuevo año!

la margarita mia dijo...

gracias a todos amigos por pasar por este blog y les deseo todo lo mejor del mundo para este año que recien comienza, que todo lo bueno se les cumpla y nuevamente gracias a todos.

García Francés dijo...

Son tajantes. Tras analizar a 1.800 mujeres británicas científicos del King's College de Londres están convencidos que la idea del punto-G es totalmente subjetiva.

Punto G o El Dorado, la misteriosa leyenda del tesoro inencontrable

lola dijo...

Es cierto que siempre se está aprendiendo. Mi madre, hasta sus casi 95 años mantuvo intacta su curiosidad por conocer cosas nuevas, eso le ayudó a mantener su mente en perfecto estado.
Saludos,

P´PITO dijo...

definitivamente la vida es un sinfin de aprendizaje....

bien dice el dicho ese de que "todos los dias se aprende algo nuevo"

buen fin de semana

X dijo...

Cuanta razón!creo que nunca dejas de aprender, ya lo dice el refrán "no te acostarás sin aprender algo nuevo". Un besito, y pasate por mi blog cuando quieras.
X.

Maria G. dijo...

Hola maja! muchas gracias por tu visita! me ha gustado mucho tu post! cada cosa de cada año es para pensarla y con algunas de ellas asentia con la cabeza, ojala tuviesemos estas cosas presentes mas a menudo, verdad? un beso!!

la margarita mia dijo...

gracias y mil gracias a todos por pasar por aqui y detenerse a escribir sus comentarios, ya pasaré por cada uno de sus blogs(aunque no escriba siempre saco un hueco para leerlos), les doy las gracias, saludos