miércoles, 10 de junio de 2009

EL GOFIO


Uhhhhmmmm, que recuerdos me trae el gofio, mi niñez, los domingos, la comedia silente, los muñequitos, las aventuras, la película del sábado, las tardes de juegos, jugar a las casitas, a las escuelitas, uhmmm, es increíble lo que me hace recordar.
De niña mi madre nos preparaba un vaso de gofio con agua o leche y azúcar y mis hermanos y yo lo comíamos tan extasiados que solo pensarlo se me hace la boca agua, que de recuerdos me trae, yo me acuerdo de andar casi siempre con el vaso de gofio en la mano.
Cuando las cosas empezaron a ponerse feas en cuanto al periodo especial, se refiere, recuerdo que una vecina le vino contando a mi madre una receta para matar un poco el hambre que empezaba a hacerse latente y era el revoltillo de gofio, así con dos huevos(el que los pudiera conseguir, porque eran un tesoro muy preciado) y un vasito de yogurt de gofio, se podía hacer un revoltillo para cuatro personas, recuerdo que la receta se fue pasando de casa en casa y todo el mundo empezó a experimentar con el dichoso gofio, yo lo probé y si era comestible y podría decir que estaba hasta bueno.
De pronto llego al otro lado del mundo y cual no es mi sorpresa que aquí el gofio también es algo de culto, pero aquí he aprendido a comerlo de muchas formas y cada cual más rica, pero ya tengo mi manera preferida de comerlo, y es que son el gofio escaldado, la pella de gofio, en este orden, que cosas mas ricas, por estas tierras, se usa en todas las fiestas de pueblo y romerías y yo que me apuntó allí donde este el gofio estoy yo, aunque aquí el gofio no es negro como el de nuestra isla, vamos el que recuerdo de siempre, y ahora pensándolo bien me pregunto porque el gofio tenia ese color oscuro?.
Me alegro que una de las cosas que conocía en mi cuba también sea algo de aquí, una menos que extrañar.
Hay gofio por ahí ¿?, en ese ancho mundo.


5 comentarios:

Aguaya dijo...

Por Berlín, no. Nunca lo he visto.
Y desde que "se fue del país" en Cuba, tampoco.
Come gofio sí se oía más... pero igual ya hace años que no oigo la expresión.
Cosas de la vida: no me gustaba mucho cuando niña pero estoy segura de que, si me lo ponen delante ahora mismo, me lo como con un gusto tremendo!!
Saludos desde Berlín sin gofio,
AB
:-)

PapasxMalangas dijo...

¿Te consideras parte de la Blogosfera Cubana, vivas o no en la isla? ¡Entonces este aviso es para ti!

Te invitamos a llenar una abarcadora Encuesta sobre la Blogosfera Cubana.

Si no puedes llenar la encuesta online o no tienes acceso a Internet, escribe un mensaje a: encuesta@lahuelladelblog.com solicitando la encuesta como documento de texto, y envíanos después las respuestas por email.

¿Habrá más bloggers cubanos hombres que mujeres? ¿Será el tema político el más importante en los blogs sobre Cuba?

¡Sé parte de las estadísticas que queremos procesar! ¡Ayúdanos a conocer mejor a la Blogosfera Cubana y a sus bloggers!

Recibe mientras un saludo bloguero.

Azucala - Melba Mercedes Almeida dijo...

Jejej Margarita mía amiga. Como estas? Bueno te diré que no he comido gofio pero mi hermano si era fanático al gofio. Porque era más negro en Cuba no se. Tal vez lo mezclaban con algo. Como se hacia con el café que se mezclaba con chicharo.
Aquí en Noruega no hay gofio pero tu si eres muy dichosa en Canarias hay cosas muy ricas. Recuerdo cuando fui de vaca que manera de comer.

Pelusa dijo...

A mi no me gustaba nada el gofio, pero si lo tuve que comer, como no!
Quizas era mas negro porque era menos refinado?? No se... Por aca no he visto, la verdad es que no lo he buscado... como no me gusta...
Saludos!!!

Kerala dijo...

Niña, por acá hay algo parecido, México pero no sabe igual. Yo sí comegofio de corazón, me encantó leer tus vivencias porque fueron mías también. Con leche condensada ¿te acuerdas?